¿El retorno de Drácula?

Qué tiemblen los vampiritos de nueva generación de rasgos adolescentes y mirada seductora, vuelve el original, el clásico, el de toda la vida: Drácula. Eso sí, firmado por otro Stocker, el sobrino biznieto de Bram, Dacre. Sin embargo, al igual que este Stocker no es el original, el Drácula de esta novela no es el de la original. Es el mismo, y la historia es una secuela de la clásica, pero no es igual.

Vayamos por partes. Cierto es que la novela continúa, casi veinte años después, lo sucedido en la historia original, los azarosas vidas de Mina Murray, Jonathan Harcker, su hijo Quincey (que si no recuerdo mal, salía de pasada en la original), Drácula y el profesor Van Helsing. Sin embargo, su afán continuista se rompe ahí a pesar de que los autores han utilizado las notas originales de Bram Stocker.

Lejos de la escritura epistolar del Drácula original y su ambiente tenebroso y sugerente, el nuevo Drácula es una novela best-seller contemporánea, con ritmo endiablado (qué apropiado), violencia y sangre a espuertas y escenas que recuerdan más a los vampiros cinematográficos de hoy que a otra cosa. Es más, casi diría que apenas es una novela de terror, si no un thriller sobrenatural y muy violento. Está hecha y escrita para atrapar, divertir, vender, ser adaptada al cine sin mucha adaptación,… y probablemente ser olvidada.

Drácula, el no muerto es un mezcolanza tan curiosa como sorprendente de la historia original ametrallada por técnicas postmodernas que la acercan a la literatura pulp, al cine y las concepciones vampíricas más contemporáneas. Funciona y divierte, aunque resulta sensacionalista y forzado.

Seguro que los admiradores del clásico se estarán llevando las manos a la cabeza. No lo hagan. No se tomen la novela como una secuela del clásico literario y piensen más en una continuación de las variadas adaptaciones cinematográficas que ha tenido este mítico personaje. Chirriará menos y se divertirán más.

En cualquier caso, dicho esto, tampoco hay que desdeñar lo, a mi modo de ver, más divertido y logrado del libro: los jugosos juegos de referencias históricas y literarias que posee la novela. Porque Dacre Stoker no se propone únicamente continuar a su tío bisabuelo, si no reinterpretar la historia, quién sabe, si con el ánimo de justificar la existencia este nuevo libro. Para ello, no tiene reparos en insertar a Bram Stoker en la historia, anciano y tras haber escrito Drácula, y explicar porque la novela original no contaba toda la verdad. Igualmente, relaciona el mito vampírico con otro más real y aterrador: el de Jack el Destripador.

Así pues, no estamos ante una continuación ni actualización del clásico o al menos no lo creo. No sabemos si el experimento que supone esta novela estaba justificado (quizá no) o si funciona (lo dejo a juicio de cada uno) pero como literatura best-seller, como mero entretenimiento aprueba con gracia.

Reseña publicada en Comentariosdelibros.com

Anuncios

Etiquetas: , ,

About davidyc

David Yagüe Cayero, periodista y aprendiz de escritor. En su blog encontrarás temas tan variados como el cine, libros, cómics, actualidad y mucho más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: