Un Profeta demasiado largo

Hay que ver qué pestiño de gala y de Oscar los de este año, no he visto la gala entera, pero con la última hora me valió. Sosería en línea con un añito de cine bastante sosete (películas aceptables, sí, pero realmente buenas…).

Una de las sorpresas, sin embargo, fue que la argentina El secreto de sus ojos se alzara con el Oscar a mejor película extranjera. ¡Bravo! la película está muy bien y lo merecía (no he hablado de ella aquí, pero Detective en paro sí que escribió una carta sobre ella).

Hoy os hablo de una película que competía con ella en esa categoría: la francesa, Un profeta, del director Jacques Audiard. Se trata de un drama carcelario crudo y bestial, con excelentes interpretaciones, unos personajes cuidadísimos y una historia de nota. La factura realista y algunas escenas memorables redondean un filme que rozaría la excelencia…

Espera, ¿rozaría y no roza? Pues sí, esta magnífica, a priori, Un profeta tiene un defecto que lastra y mucho la película. Muchísimo. Su excesiva duración, muy excesiva (y perdonadme la insistencia). A pesar de interesar se hace larga y eso no es bueno. No es de esas películas que dices: cortaría la última media hora; no, pero sí que cortarías muchas escenas, de por aquí y de por allá. Por ejemplo, las escenas oníricas y casi fantásticas que, aunque están rodadas con gracia y dan información, rompen ese pequeño reino de realismo brutal sin, para mí, mucho sentido.

Una pena. Mientras la veía pensaba que iba a hacer un post clamando las muchas maravillas de esta película. Cuando faltaba media hora pensaba que tenía que advertir que para verla se fuera con mucho tiempo. Lo sé, no soy objetivo, salgo excepciones sobresalientes (y la mayoría clásicas), no me suelen gustar las películas muy largas.

Anuncios

Etiquetas: ,

About davidyc

David Yagüe Cayero, periodista y aprendiz de escritor. En su blog encontrarás temas tan variados como el cine, libros, cómics, actualidad y mucho más.

One response to “Un Profeta demasiado largo”

  1. Carol says :

    Je je sí, tienes un problema con las pelis largas. Yo estaba invitada al preestreno en los Renoir, pero entre mi catarro y que la verdad que el trailer no me ha gustado mucho, al final no fui. Con lo que dices me convences para pasar de ella, o como digo siempre, carne de videoclub.

    Y sí, tienes razón, unos Oscar de lo más sosos, unas pelis de una calidad ínfima, y encima ningunean a nuestro amadísimo Eastwood. Me temo que el cine ya no es lo que era.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: