El topo, gran cine de espías

Hace poco vi esta excelente película de espías, dirigida por Thomas Alfredson.  Conozco a muchísima gente que esta película les ha parecido un auténtico muermo, lenta y sin interés. A mi por el contrario, me pareció muy buena, interesante y con unas interpretaciones de órdago.

La película está basada en una de las célebres novelas que el gran novelista John Le Carré realizó sobre los servicios secretos británicos durante la Guerra Fría y que tenía como eje conductor al personaje de Smiley.  En este caso, Smiley se retira del Servicio Secreto, pero pronto será reclamado para una misión muy especial: encontrar a un topo del KGB en el Circus (así llaman a su sede).

La película tiene un ritmo pausado, pero la historia siempre avanza, nuevas revelaciones, giros, etc. a tono con su intensidad fría, a punto de estallar, que tiene esa historia compleja, pero a la vez sencilla, que no es si no una partida de ajedrez entre rusos y británicos.

La historia, como digo, me mantuvo en tensión y me hizo disfrutar. Es cierto, que tiene fallos, como el que, a pesar de su complejidad, resulte relativamente fácil adivinar quién es el traidor, más que nada por hay sospechosos que reciben poca atención por parte del filme.

Además del guión, de su argumento, la película descansa sobre dos pilares: su excelente elenco y su gran ambientación de los años 60-70. Algo feísta, pero verosímil y directa, te crees que estás en esas décadas y te adentras en la vida de esos espías, que lejos de los James Bond de turno, son seres cerebrales y muy grises.

De los actores poco se puede decir: Gary Oldman, Colin Firth, Mark Strong, John Hurt, Toby Johns, Ciarán Hinds (qué pena que no tenga más peso), Benedict Cumberbatch, Tom Hardy… están muy bien, sobre todo Gary Oldman, con una interpretación extremadamente contenida que mantiene la película y que me parece que en los premios se le va a reconocer menos de lo que se debería.

Así que una película de espías, cerebral, bien realizada, muy recomendable, pero no esperéis explosiones, saltos y persecuciones trepidantes porque de eso nada. Una escena que me pareció brillante: cuando el personaje de Benedict Cumberbatch debe ir al Circus para robar unos expedientes, parece sacada de una película de Hitchcock.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

About davidyc

David Yagüe Cayero, periodista y aprendiz de escritor. En su blog encontrarás temas tan variados como el cine, libros, cómics, actualidad y mucho más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: