El largo y salvaje Lobo de Wall Street

Vuelve Scorsese ¡BIEN!, vuelve con Leonardo Di Caprio ¡BIEN! y con una película sobre la bolsa ¡MUY BIEN! Con esa expectación esperaba, y seguro que muchos como yo, El lobo de Wall Street. El gran Scorsese (da igual que tuviera pocas nominaciones a los Oscar, que al tío Martin estos negocios nunca se le dieron bien, y que sus últimas películas no hayan sido las mejores que se le recuerdan) siempre despierta en las ganas de ver ipso facto sus películas. ¿Y una vez vista? ¿Qué quedan de mis expectativas?

Ni blanco ni negro; ni bueno ni malo; sabor agridulce… Usad el tópico que prefiráis.

Por un lado, la película es una comedia asalvajada con ritmo y un buen reparto de actores muy inspirados; un montaje brutal marca de la casa y un contenido sin ningún tipo de freno. Por otro, es excesivamente larga para lo que cuenta, es reiterativa, tiene elementos desaprovechados y, esto es algo muy personal me temo, quizá tenga el foco está algo errado.

La película dura tres horas, sí, y eso es mucho, aunque empieza como un tiro explicando de manera brillante los inicios y ascensos del trajeado y amoral ladrón bursátil, Jordan Belfort: cómo amasaba dinero a la velocidad de la luz, cómo estafaba, sus excesos personales, las drogas… Hasta ahí bien, pero después la película se centra demasiado en las juergas y orgías constantes de los protagonistas. Sí, ya nos enteramos que les molan las drogas; sí, el sexo duro, y el dinero… con las dos o tres primeras secuencias sobre esos asuntos (y ojo que en una de ellas está una de las más cachondas de la película). Y en mi opinión, desaprovecha otros elementos bien interesantes que circulan por la trama, como ese agente del FBI, interpretado por Kyle Chandler, que pone el contrapunto sereno a los excesos de los protagonistas (en forma y contenido) y que protagoniza una imagen espléndida al final.

Por último, me resulta un poco chocante que durante esas tres horas de filme, el foco de Scorsese se ponga en lado festivo, drogata y magnífico del personaje y que deje bastante de lado la forma en la que ganaba el dinero. ¿Es lo más importante del personaje? No lo sé, me quedo con la duda.

Ahora, que la película (en este año que las supuestas grandes películas me están dejando más bien frío) merece la pena, es divertida, salvaje y cachonda; y las interpretaciones de Di Caprio, Hill, McConaughey y la sensual Margot Robbie son de nota, pero tanto el personaje como el director, me pedían más chicha y menos metraje.

Sígueme en @davidyaguec | David Yagüe (FB)

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About davidyc

David Yagüe Cayero, periodista y aprendiz de escritor. En su blog encontrarás temas tan variados como el cine, libros, cómics, actualidad y mucho más.

Trackbacks / Pingbacks

  1. Unos Oscar algo descafeinados… | Esto es el Oeste, señor - 3 marzo 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: