Coppola


Francis Ford Coppola gana el premio Princesa de Asturias de las Artes. Me entero poco después del anuncio. Trabajando en un periódico digital no tiene mérito saberlo rápido. Mi primer pensamiento: el galardón es es muy merecido; Coppola es uno de los artífices de la mitología de la segunda mitad del siglo XX. Mi segundo viraje mental es más pueril y tontorrón: sonrío al imaginarme a nuestra princesita de revista vestida de domingo (versión Palacio de la Zarzuela) entregando el galardón al barbudo y veterano cineasta contracorriente. No sé si la princesa entregará el galardón, creo que aún se desconoce, pero me encantaría ver la instantánea y fijarme en la cara de él.

Da la casualidad de que recientemente he revisitado la trilogía de El Padrino. Sólo por ella ya merece la gloria de la que disfruta este director algo alejado en la actualidad de los focos. Pero además él es responsable de Apocalypse Now y La conversación. Casi nada.

Poco os voy a contar yo de esas películas que no se esté diciendo hoy. Así que sólo un consejo: vedlas.

Ya que ésta es la bitácora de alguien que se presenta como escritor prefiero hablaros un poco de una película que también he vuelto a ver hace poco y de la que Coppola fue guionista : Patton (no quitemos ojo a esta faceta de este narrador audiovisual total, no sólo por los textos de las películas que él mismo dirigió, sino por textos para otros como la versión de El gran Gatsby  de Robert Redford). Su trabajo en esta película le ganó un Oscar al mejor guión adaptado, compartido con Edmund North.

Patton es una película que narra, con mucho tino, la peripecia del general estadounidense George Patton durante la Segunda Guerra Mundial. La película es fabulosa. Y está genialmente interpretada por dos colosos como George C. Scott, que encarnó a Patton y le supuso su único Oscar, y Karl Maden, que interpreta a Omar Bradley. Los dos están superlativos.

Creo que a esta película se la olvida injustamente cuando se habla de los mejores filmes sobre un conflicto tan tratado en la gran pantalla. Las películas de combate y de soldados rasos suelen pesar más. Patton supo narrar con brío la guerra desde las cabezas de los altos mandos con gracia, claridad y visión crítica. El personaje de Patton, un tipo estrafalario, genial, loco, asesino, es una perita en dulce a la que el guión, actores y directores sacan todo el jugo. Todo en la película es un juego de luces y sombras, tan presentes en el personaje, y excelentemente ilustradas en la peculiar relación entre los dos personajes antes mencionados. Es una película de personajes. Y además, con buenas escenas bélicas.

El dato curioso es que están, si no recuerdo mal, íntegramente rodada en España: Almería, Navarra, Segovia… Son bastante reconocibles los interiores y exteriores de La Granja de San Ildefonso.

No es el trabajo que más se va a recordar de Ford Coppola esta jornada. Ni obviamente es su obra más representativa o mejor. De ellas ya se hablan en los demás sitios.

 

Entrevista al escritor David B. Gil


Hoy he publicado una entrevista al escritor David B. Gil. Un auténtico lujazo la verdad y, me da, un autor del que pronto oiremos más.

Si os interesa, aquí tenéis la entrevista. A los que os guste lo histórico y lo japonés, seguro que su novela El guerrero a la sombra del cerezo os llama la atención…

David B. Gil: “Incluso las editoriales comienzan a darse cuenta de que determinados géneros ya no son patrimonio de autores extranjeros”

Mar de Páginas: “Son de alabar el pulso narrativo y la acción”


Más de un año después de la salida de Los últimos días del imperio celeste, siguen saliendo reseñas. ¡Bravo¡ Os dejo la última, que ha publicado el blog Un mar de páginas. Muchísimas gracias.

China, 1900. Aunque la Dinastía Qingha fomentado durante años la errónea convicción de su superioridad frente a los «bárbaros» venidos de fuera la realidad es que la debilidad del Imperio es cada día mas evidente. Las guerras libradas contra las potencias extranjeras, tanto occidentales como Japón, les han obligado a firmar tratados en condiciones muy desfavorables, sometidos a fuertes indemnizaciones y concesiones comerciales, que han llevado al país a una importante crisis económica y a la pérdida de extensos territorios como Corea o Hong Kong.

La situación actual no solo ha propiciado la desconfianza de la población hacia sus gobernantes sino un creciente rechazo a todo lo extranjero sustentado en la pérdida de identidad nacional socabada por las cada vez mas frecuentes injerencias que deben permitir.

Roca Editorial | 2014 | 978-84-9918-715-0 | 352 pp.

No nos debe extrañar que en este inestable momento del gigante asiático surgiese un levantamiento popular impulsado por los «puños rectos y armoniosos», llamados bóxers por los ingleses en referencia al ritual de artes marciales que practicaban antes de la lucha, quienes se rebelaron por el injusto trato que recibían los chinos en su propia tierra. Esta rebelión no puso su diana únicamente en los foráneos sino que además acabo con la vida de miles de «cristianos del arroz», aquellos chinos conversos de quienes se decía que se habían convertido a esta religión cambio de un cuenco de arroz.

Los Puños rectos y armoniosos o bóxers (wikipedia)

Es en este punto donde arranca una novela que nos presenta a un variopinto grupo de personajes cuyos destinos terminarán encontrándose. Entre los ficticios conoceremos a un pícaro español veterano de la guerra de Filipinas que pretende aprovechar las oportunidades de hacer dinero que el país ofrece, al hijo de un rico empresario británico enviado por su padre para finiquitar los negocios familiares en la capital, a una familia de misioneros que verán peligrar sus vidas cuando se desencadene la hostilidad, a un pistolero que parece sacado de cualquier western, a un mandarín que tiene por delante una utópica misión y a un desfigurado bóxer sin conciencia dispuesto a todo.

Éstos se mezclan con otros reales que fueron parte importante del conflicto como la emperatriz Ci Xi, el príncipe Tuan o los principales representantes de las potencias extranjeras. Por desgracia, la carencia de un protagonista principal que lleve las riendas y por el que el lector simpatice al instante resta facultades a esta novela convirtiéndola en demasiado coral para mi gusto.

Trata de compensar este déficit una correcta ambientación gracias a la cual nos veremos paseando por el barrio de las legaciones o la Ciudad Prohibida del Pekín de 1900 ayudándonos a comprender con precisión las causas que llevaron a la revuelta a Todo Bajo el Cielo. Son de alabar, aún más viniendo de un joven autor que apenas comienza, el pulso narrativo y la acción que riegan las páginas de Los últimos días del imperio celeste logrando que este relato, a medio camino entre novela histórica y de aventuras, resulte un agradable acercamiento a un país y una cultura fascinantes.

¡Feliz día del libro!


libros

Para los escritores y los lectores, este es nuestro día. Así que espero que paséis una jornada muy feliz, acompañados de una buena lectura y las personas que os quieren.

Y si podéis regalar un libro o participar en algunos de los múltiples actos o firmas que se realizan por todo el país, mejor que mejor.

 

Recomendaciones para regalar este Día del Libro / Sant Jordi


Hace un par de días, publicamos en Best Seller Español, una entrada con tres recomendaciones de cada uno de los editores del blog para regalar en este Día del libro / Noche de los libros / Sant Jordi. Aquí podéis leerlo, pero además, os dejo aquí mis tres recomendaciones personales.

Sinhué, el egipcio (Mika Waltari, Plaza&Janés, 2010). Al encontrarme con este reto de ‘recomendar’ tres libros para regalar este día del libro, mi primera opción fue irme a recomendar tres novedades de las que más me hubieran gustado de los últimos meses. Sin embargo, poco después cambié de parecer: ¿por qué no recomendar libros que seguramente no sean tan obvios? El primero es Sinhué, el egipcio. Una novela histórica de las de siempre, con un aroma a antiguo que lejos de hacerla parecer envejecer mal le da aún más un encanto especial. Tiene un arranque sublime y unos personajes maravillosos. No seré yo quien juzgue si la ambientación histórica es mala, buena o regular, pero lo que sí estoy seguro es que Waltari fue capaz de hacerla creíble y vívida. Es un auténtico y delicioso viaje al pasado. Ideal para los amantes de la novela histórica de siempre y los de nuevo cuño a los que le falten referentes de antaño.

 

 

Suspense. Cómo se escribe una novela de intriga (Patricia Highsmith, mi edición es la de Anagrama, pero sé que la acaba de reeditar Círculo de Tiza este 2015). Es una de las mejores creadores de novelas de suspense, thriller psicológicos o como les dé la gana llamarlos, sino la mejor. Sus personajes son a veces patéticos, a veces terribles. Reconozco haber pensado, “madre mía, ¿qué se le pasaría a esta mujer por la cabeza a esta mujer mientras escribía?”. Pues Suspense es la respuesta más cercana a esta pregunta. Un texto sencillo, explicativo y genial donde la escritora nos metía en su cocina particular para crear crímenes literarios. El texto es una maravilla, poner en práctica los consejos de una genio, es otro cantar. Regalo ideal para los que gusten de escribir, a los que devoren las novelas y relatos de Highsmith y a cualquier aficionado al género.

 

 

Olvidado Rey Gudú (Ana María Matute, Destino, 1998). No podía terminar esta selección sin recomendar a un autor que escribiera en castellano y me he decidido por esta novela de la gran Ana María Matute. Por su autora y por la obra, que sin duda es una de las grandes históricas fantásticas escritas en nuestro país. Es una historia fantástica, bellamente escrita y que tiene ecos del mundo de los cuentos, en la descripción y devenir del reino de Olar y la reina Ardid. Lo leí hace más de una década y sigo teniendo un bello recuerdo, además de deseos de releerla. Es una epopeya que tiene de todo y que, por qué no, ahora que está de moda la fantasía gracias a, entre otros, a George R.R. Martin y su Canción de hielo y fuego, es momento para reivindicar una de las fantasías más preciosistas que recuerdo haber leído. Gran lectura, con mucha magia y seres de ensueño, ideal para descansar de la negritud y la sanguinolencia de Poniente.

 

 

Y vosotros, ¿hacéis alguna recomendación para regalar este 23 de abril?

Los mejores libros que leí en 2014


losmejores libros

https://magic.piktochart.com/embed/4063410-untitled-infographic

¡Feliz año a todos! Antes de nada, espero que que este 2015 que empieza sea un año muy feliz para todos (aunque haya empezado de manera horrible) y esté lleno de lecturas fabulosas.

Ya sé que este tipo de entradas de “Los mejores libros que he leído en el año 2014” se suelen hacer ANTES de que acabe el año, pero qué queréis que os diga (u os escriba) soy un poco desastre. En cualquier caso, mejor tarde que nunca, por lo que aquí os traigo esta pequeña selección. A ver qué os parece.

En 2014, por primera vez en mi vida, he mantenido un registro de todos los libros que leía. Descontando obras que he leído a saltos para documentarme, me han salido 51 lecturas. ¿Pocas? ¿muchas? No sé que decir.  Eso sí, tres de ellos no los acabé, uno porque acabó el año antes y los otros dos porque no me interesaron (se dice el pecado, no el pecador).

De esos 51 libros, he hecho un podio en el que han sobresalido La muerte del pequeño Shug (un novelón, breve, intenso y maravillosamente bien escrito), Perdida (una grandísima novela de suspense) y Bajo cielos inmensos (una gran aventura, un gran western). Tres libros, a su muy diferente manera, inmensos, maravillosos.

Y también he querido seleccionar otras cuatro recomendaciones que rondaban por mi cabeza: Pensar deprisa, pensar despacio (un libro denso, pero de esos que te cambia la manera de mirar a tu alrededor y a ti mismo), Cixí, la emperatriz (una biografía excepcional, sobre un personaje que me fascina, vosotros ya sabéis por qué), La verdad sobre el caso Harry Quebert (una novela muy entretenida, que me enganchó), Peña Amaya (una novela, de lo mejor del género histórico español que he leído últimamente, y encima de un amigo) y La isla de Bowen (una novela juvenil de aventuras muy divertida, llena de referencias a los clásicos, merecedora del premio Nacional de Narrativa Juvenil en 2013).

Hacer esta clasificación (de la que por cierto, por estar enfocada más hacia las novedades, por el blog Best Seller Español, he sacado los clásicos que he leído) siempre es difícil. Probablemente, si mañana la hiciera alguno se caería, otro entraría. Quizá el orden de los tres primeros variaría. En definitiva, que hacer esta clasificación, aunque como os digo es muy personal y no quiero más que compartir lecturas especiales mías con vosotros, me ha generado dudas.

¿Algunos libros que han estado a punto de entrar? No hay cuervos, de John Hurt; El océano al final del camino, de Neil Gaiman; Cold Cold Ground, de Adrian Mckinty; La revolución secreta, de Claudio Cerdán; o La entrega, de Dennis Lehane. Y alguno más que me dejo.

Bien, hecho este poco gratificante ejercicio, os toca a vosotros. ¿Cuáles han sido vuestras grandes lecturas del 2014?

Nota: ¿Alguien sabe cómo embeber la infografía de Piktochart en WordPress? Lo he intentando, pero sin éxito, como podéis observar.

Sígueme en @davidyaguec | David Yagüe (FB)

Felices fiestas a todos


Una entrada breve y sincera para felicitaros estas fiestas a todos. A mí, esta época del año siempre me ha encantado, aún siendo consciente de que a veces tiene un aura de felicidad impostada y un punto de nostalgia, de amargo recuerdo. Y a pesar de todo, todos los años deseo que llegue esta época. La disfruto e intento que, pese a todo, mantenga ese aire mágico.

Espero que paséis todos una muy feliz Navidad y que tengamos una excelente salida de año y entrada en el 2015. Que este próximo año sea un año muy feliz y muy literario.

Ya sabéis, si hay que hacer regalos en estas fechas, recordad que un libro siempre es un excelente regalo.

Sed muy felices.

A %d blogueros les gusta esto: