Tag Archive | extraterrestres

Super 8


Con todas sus frikadas (que son muchas) y todas sus idas de cabeza, soy fan de J.J. Abrams (hasta me gustó su Star Trek y eso que la original ni me iba ni me venía), así que, como era de esperar, tenía muchas ganas de ver Super 8.  Había oído de todo: que si obra maestra, que si una mierda, que si regular,…

Sin embargo, he decir que a mi me gustó bastante. No es perfecta, no es una película que quede para la posteridad, pero para mí es un ejemplo perfecto de lo que es una buena película de palomitas. Hay efectos, hay tensión, aventura, pero también se ven personajes cuidados -quizá a veces más que el argumento- con conflictos, con los que empatizas al instante, a los que te duele verlos pasar mal.

El otro punto grande de Super 8 es el componente nostalgico: la ambientación, la realización, el argumento… todo recuerda a un pasado (tanto cinematográfico, como vital). Es un viaje a la adolescencia, a películas como los Goonies (hay gente que habla de E.T. y con esta salvo algún eje temático tampoco veo mucho parecido), un homenaje al cine de Steven Spielberg (productor de la peli) y un canto hacia ese fin de la infancia donde aprendemos muchas cosas y nos damos muchas leches contra la vida.

No fue una experiencia religiosa, pero las dos horas de peli las disfrute de lo lindo. ¿Para cuándo la siguiente J.J.?

Distrito 9: inmigrantes estelares


Bueno, ya había leído de todo sobre esta película de ciencia ficción sudafricana, desde que era un nuevo clásico de la ci-fi comparable a Alien o Blade Runner (lo juro, lo he leído) hasta que era una basurilla. Ya la he visto y os puedo decir que… ni tanto ni tan poco. Como dijo Jack, vayamos por partes…

Lo bueno…

Lo mejor de la película se concentra en la primera mitad del metraje: la película sorprende, resulta original por lo que cuenta y por cómo lo hace,… E incluso, como la gran ci-fi, esconde una cierta crítica aplicable al momento contemporáneo que vivimos: el racismo, la inmigración ilegal (qué grande esa gigantesca nave patera), los negocios armamentísticos, las empresas con ejércitos privados a las que se encarga hacer tareas que deberían ser realizadas por los gobiernos, etc etc.

La realización, como si un documental se tratase, está lograda y consigue adentrarnos en ese acto de fe que es el cine con verosimilitud, dentro, claro está, de la lógica interna de la película. La descripción de los usos y costumbres de los aliens es divertidísima y la parte en que los humanos van dando ordenes de deshaucio entre las chabolas es brutal.

El protagonista y el actor que lo encarna es otro acierto: es un completo pardillo que por afán de supervivencia hace cosas realmente incorrectas y brutales. Sólo al final se desvela como un héroe, pero el arco del personaje, su evolución, me parece que, siendo sencilla y algo tópica, está logrado. Además el patetismo y el humor que desprende el personaje lo perfilan notablemente.

Otro punto a favor que tiene el film es no ser la típica super producción hollywoodcentrista: la nave llega a sudáfrica y no a Nueva York, no se cita a los americanos por ninguna parte, … y tiene unos efectos espectaculares que pueden desafiar a cualquier superproducción al uso (vale, está el tio Peter Jackson detrás) y unas escenas de acción bien rodadas.

Lo malo…

O más bien lo peor, porque tampoco veo cosas muy negativas. Por ejemplo es que la frescura y la originalidad se pierden al dejar el montaje documental e iniciar la trama mucho más lineal (con excepciones) de su protagonista. La transición se hace porque sí y de una manera un poco brusca y al final, se vuelve un poco mezcla de ambos formatos. Funciona pero chirría un poco. Ahí, la posible carga crítica de la película se esfuma y comienza un espectáculo de acción entrentenido y bien rodado, pero sin originalidad ni sorpresas.

De los aliens nos gustaría saber más (por qué llegan, cómo son, etc) pero realmente para la trama de la película ese conocimiento es superfluo. Y para mí, aunque case con el tema integrador del filme, me parecen demasiado humanos tanto físicamente, bípedos y con manos, como en su forma de pensar y actuar.

El guión no es perfecto pero es cumplidor: no tiene la complejidad de la historia de Blade Runner ni la sencillez y perfección de Alien, el octavo pasajero, pero cumple y las cosas que quedan colgando son accesorias para el cuerpo de la historia. Hay cosas algo inverosímiles, pero soy de los que piensan que en la ci-fi podemos ser un poco más permisivos (aunque la peli intente ser muy realista, a veces algo descarnada y deshumanizada).

Así que en resumen y metiéndome un poco a gurú de saldo y esquina, Distrito 9 no va a ser un clásico pero sí es una propuesta novedosa (y eso ya es algo viendo el panorama actual) y muy entretenida.

P.d. ¿Qué opináis sober su continuación? Personalmente creo que la habrá, lo dejan caer bastante evidentemente.

A %d blogueros les gusta esto: