Los profesionales

Después de unos meses en suspenso, vuelvo al ataque con un nuevo capítulo de Aroma a western y para compensar la tardanza voy a hablaros de un peliculón que lo tiene todo: se llama Los profesionales.

La historia nos lleva a la frontera entre México y los EE UU donde un mangante magnate norteamericano contrata a cuatro mercenarios (especialistas) para rescatar a su mujer que ha sido secuestrado por un antiguo capitán revolucionario mexicano. El caso, es que dos esos especialistas pelearon como mercenarios en los inicios de la Revolución méxicana con el secuestrador.

El reparto es un espectáculo y los nombres lo dicen todo: los profesionales son Lee Marvin como Rico Fardan (¿hubo o hay algún tipo duro como él?), Burt Lancaster como Bill Dollworth (derrochando físico y carisma a espuertas), Robert Ryan (que pasa desapercibido y ya nos hubiera gustado que su personaje hubiera sido más desarrollado) y el gran Woody Strode (que también es muy secundario, pero cumple, como siempre); la secuestrada es Claudia Cardinale (en pleno apogeo, señores y señoras, un bellezón), el secuestrador es Jack Palance como Jesús Raza y el marido de la rehén Ralph Bellamy.  Con eso la película ya ganaba, pero es que a los mandos estaba un tipo que sabe mucho de esto, Richard Brooks (que dirigiría más tarde la adaptación de la novela de Truman Capote, A sangre fría) y la imagen luce porque había todo un artesano en la dirección fotográfica, el gran Conrad Hall (un ilustre en sus inicios, después vendrían Dos hombres y un destino, y sus dos últimas American Beauty y Camino a la perdición, entre otras muchas).

La película es sencilla, pero su trama se desenvuelve a un buen ritmo y aunque hay sorpresas está todo tan bien medido que parece que ocurre lo lógico. Las escenas de acción están planificadas con tino. Los diálogos son de calidad y hay escenas antológicas (el final de la Teniente Chiquita Sí en brazos de Burt Lancaster y ese tiro sin proyectil; cuando Lee Marvin y su compañero descubren la relación existente entre Cardinale y Palance). La música la pone un tal Maurice Jarre, responsable de las bandas sonoras de Lawrence de Arabia y Doctor Zhivago. Es una película de viajes de ida y vuelta, pero de regreso transformado (o quizá redescubierto) con tiroteos, persecuciones en el desierto, tormentas de arena y todos los alicientes de estas historias. ¡No falta de nada¡

Pero lo que más destacaría son los personajes (exceptuando como dijimos antes al de Robert Ryan): están maravillosamente dibujados y acabamos conociéndoles como si fueran de la familia; hasta personajes con poco peso en el metraje (los de Raza, Cardinale o Chiquita Sí -con esa presentación medida en una frase: “Eso es un guerrillero. El teniente Chiquita Sí. Una mujer que bien vale un rescate. Nunca tiene un no…”) tienen en seguida su impronta y empatizamos con ellos. Además, los actores están en estado de gracia (dentro y fuera del rodaje, que fueron sonadas las juergas del reparto en Las Vegas disparando el arco de Strode en la película contra los rótulos luminosos de la ciudad del pecado).

Estamos ante una película que a pesar de hablar de mercenarios desprende un romanticismo, una melancolía, un canto a la amistad y a la fidelidad a uno mismo que llega y se queda en nuestra retina como algo indeleble. Seguro que cualquiera de nosotros nos uniríamos sin dudar a este cuarteto de hombres bravos y cabalgaríamos hasta donde fuera menester.

Os dejo con una de las frases memorables de la peli (una clase de dejar los puntos sobre las íes, quién tuviera el saber estar de Lee Marvin):

-Es usted un bastardo.

-Sí, señor. Pero en mi caso fue un accidente de nacimiento… En cambio usted… usted se ha hecho a sí mismo.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About davidyc

David Yagüe Cayero, periodista y aprendiz de escritor. En su blog encontrarás temas tan variados como el cine, libros, cómics, actualidad y mucho más.

One response to “Los profesionales”

  1. Carol says :

    Ja ja ja qué buena la frase del final, lo que me he reido, me apunto ésta peli sin dudarlo! Por cierto ya sé que soy horrible y que no os he contestado ni a Diana ni a ti, pero es que estoy hasta arriba con cursos y demás historias, en cuanto encuentre un hueco hablamos y cafeteamos ¿vale? Bsos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: