Archivo de etiquetas| los últimos días del imperio celeste

Presentación de Los últimos días del imperio celeste en la Semana Negra


La semana que viene, el miércoles día 9, estaré presentando Los últimos días del imperio celeste, en la Semana Negra de Gijón.

El acto tendrá lugar a las 18.30 en el espacio A Quemarropa. Me acompañará el escritor David López, autor, entre otras, de El crimen de los Monegros o El aventurero Vivar.

¡Os espero!

Los últimos días del imperio celeste en La noche en vela (RNE)


El pasado día 20 de madrugada tuve el placer de estar como invitado en el programa de RNE La noche en vela para hablar de Los últimos días del imperio celeste. Fue un auténtico placer charlar con Pilar Tabares y María Arizala. ¡Muchísimas gracias por invitarme!

Aquí os dejo la entrevista para que podáis escuchar la entrevista (a partir del minuto 18 aproximadamente).

Mis primeras firmas en la Feria del libro de Madrid


IMG_2212La Feria del libro de Madrid 2014 ha terminado y para mi será siempre un recuerdo especial: mi primera firma en Madrid. Este año, y gracias a mi segunda novela, Los últimos días del imperio celeste, y a Roca Editorialhe debutado como escritor en el mundo de las ferias (estuve en abril en Cáceres, en junio en Madrid y en julio estaré en la Semana Negra), pero la de Madrid, mi ciudad, siempre tendrá un sabor especial porque es la feria que desde niño he visitado cada año sin falta.

El pasado viernes escribía nuestro compañero Nacho Segurado sobre su experiencia como lector y visitante de la Feria y lanzaba el guante a los escritores. Guante recogido con esta entrada, espero.

A mi siempre me ha gustado ir más de una vez, más entre semana, caminarla de arriba abajo al menos dos veces y poner atención en las casetas de editoriales o librerías temáticas, buscar libros algo diferentes, rebuscar, pensar en algún libro para regalar… Creo que es algo que hago desde pequeño, cuando iba con mis padres, y he seguido repitiendo con amigos, con mi mujer y, algún año de estos últimos, a visitar a escritores amigos que firmaban.

Este año, como os decía, fue mi primera firma. Al haber trabajado durante un tiempo en el mundo editorial sé que firmar no es un paseo triunfal. He visto a muchos autores reputados y sobradamente conocidos esperar con cara de circunstancias a que llegara algún lector a su caseta. En mi caso, lejos de esa sensación, llegué a las dos firmas de este año con la intención de charlar con lectores y presentarme a esos lectores paseantes en busca de una pieza veraniega o recibir a amigos y conocidos.

 

Tiene su dificultad, no sea crean. Hay lectores que prefieren que no se les hable mientras echan un vistazo al libro, lo tocan, lo abre, leen la contracubierta. Otros en cambio, parecen que el mero vistazo a un libro era una esperada invitación a conversar, algo que agradecen desde el primer instante. Cada lector es único y cada uno se fija en algún aspecto diferente. Diferenciarlos a veces se hacía difícil, y eso que contaba en mi caso con la ayuda de dos curtidas libreras de la feria.

Realmente ha sido una experiencia enriquecedora y mágica. Tener la oportunidad de explicar qué era mi segunda novela a los lectores que se paraban a echarle un vistazo (“mercado fenicio”, creo que dice un firmante tan proactivo como nuestro amigo Pedro Santamaría), hablar con padres que buscaban un libro para sus hijos, o gente a la que le fascinaba la historia de China y eso les condujo a la novela. Hubo gente que lo compró y otra mucha que no, pero no cambiaría esta experiencia. Descubres muchas cosas sobre los lectores, que para un escritor son necesarias.

Lejos de esperar con desesperación, intenté saludar y hablar con todos aquellos que echaban una mirada de ligero interés al libro. Gracias a todos: al equipo de Roca Editorial por concederme la oportunidad; a mis amigos y familiares por acudir, como siempre, a apoyarme en masa; a todos los lectores que accedisteis a gastar unos minutos charlando con el escritor; a los lectores que os llevasteis un ejemplar. Ahora sois todos parte de un recuerdo imborrable, mi debut en la Feria del Libro de Madrid y esta aventura que supone Los últimos días del imperio celeste.

 



David Yagüe

Sígueme en @davidyaguec | David Yagüe (FB)

 

Firmas en la feria del libro de Madrid


Hola a todos amigos,

Estoy emocionado con firmar Los últimos días del imperio celeste en la Feria del libro de Madrid, una cita ineludible para mi desde que tengo recuerdo. Estaré dos días:

Domingo 8, de 12 a 14 horas en la caseta 198 (Roca Editorial)

Sábado 14, de 19 a 21 horas en la caseta 198 (Roca Editorial)

¡Os espero!

Este jueves presento mi novela en la Feria del libro de Cáceres ¡Os espero!


Hola a todos. Este jueves, día 24 de mayo, presentaré y firmaré mi novela Los últimos días del imperio celeste (Roca Editorial, 2014) en la Feria del libro de Cáceres. Será a las 18.30 en la caseta de firmas y me acompañará el profesor de la Universidad de Extremadura, Marcelino Cardiallaget.

Es mi primera participación en una feria del libro y tengo muchas ganas. Si estáis por allí, ¡espero veros! Creo que pasaremos un muy buen rato hablando de la China de 1900, de los bóxers y de novelas de aventuras.

He creado un evento en Facebook por si queréis uniros o ayudarme a promocionarlo. Y aquí tenéis el programa de la feria.

Y por si tenéis aún dudas sobre si acercaros, os dejo un pequeño resumen de lo que se va diciendo de la novela:

Una intriga sin respiro

Qué Leer (abril de 2014)

Yagüe saca una novela histórica con gran dosis de acción.

Historia National Geographic (marzo de 2014)

 

Esta novela me ha enamorado, (…)  he disfrutado tanto esta historia que no me queda más remedio que recomendárosla. Los días que la tengáis entre manos os adentrareis en una cultura distinta y conviviréis con occidentales y orientales de lo más variopinto. Desarrollaréis filias y fobias. Ningún personaje de esta novela os resultará indiferente porque todos ellos están cargados de matices, secretos, luces y sombras que os tendrán en vilo durante toda la lectura, y cuando finalmente cerréis el libro se quedaran en vuestro corazón por derecho propio.
Carmina, en De tinta en vena (marzo de 2014).

Lo que se va diciendo de ‘Los últimos días del imperio celeste’


Han sido unos días / semanas intensas, el libro ya está en la calle y se van produciendo reacciones. No quiero que este blog se convierta en un mero repetidor de reseñas (eso, entre otras cosas lo hago en el blog de la novela). Pero sí me gustaría enseñaros aquí las cosas que han ido saliendo en estos días:

Reseña de ‘Los últimos días del imperio celeste’ en Best Seller Español


Best Seller Español

Mi compañero en Best Seller Español y amigo, Sergio Remedios, ha escrito esta reseña de la novela en dicho blog. ¡Que la disfrutéis!

La verdad es que se me hace difícil reseñar Los últimos días del imperio celeste (Roca editorial, 2014), por distintos motivos. El primero y más obvio es porque todo el que preste un mínimo de atención a este blog deducirá que el autor, David Yagüe, es un buen amigo mío y el principal sostén de Best Seller Español. Y claro, “¿qué va a decir del libro de su amiguete? Pues que mola mucho y es genial”, pensaréis más de uno. Pero otro motivo que me lo hace difícil es, que conozco tanto al autor y su evolución, así como el proceso de gestación de la novela, que no se si sabré ser justo y si podré trasladaros mi impresión sobre la misma.

 
Pues vamos a ello, a ver qué tal me sale (luego, si eso, en los comentarios me decís que os parece). La novela que tenemos ante nosotros aunque lo puede parecer, y en parte lo sea, no es una novela histórica. Sí, está ambientada en la China de 1900, en el contexto de un acontecimiento significativo, históricamente hablando, y aparecen personajes reales de la época, pero no es una novela histórica. O al menos es mi impresión.  “Los últimos días del imperio Celeste” es una novela de aventuras, al más puro estilo clásico. Nos encontramos ante una serie de personajes, que por azares del destino, se ven inmersos en una situación de la que no pueden escapar y se lanzan en una vorágine de persecuciones, luchas, secuestros, rescates, desafíos personales, etc… Todo ello aderezado con el trasfondo del estallido de la revolución bóxer que sacudió China en ese momento e hizo que la emperatriz Ci Xi declarase la guerra a todas las potencias extranjeras arraigadas en su país.
 
El autor consigue a través de una prosa directa y sencilla y con capítulos cortos, un ritmo muy logrado. Con ello consigue que el lector avance de forma ágil y rápida por las páginas del libro, dejando, eso sí, tiempo para saborear la aventura y poder contemplar el desarrollo y evolución de sus principales personajes. Esto es uno de los mayores logros de la novela, ya que este género suele funcionar con arquetipos bastante planos (El bueno, buenísimo y el malo, malísimo, por ejemplo) y con ritmos tan frenéticos que en ocasiones se comen toda la historia y no permiten asimilarla y disfrutarla. David Yagüe también logra, a través de pequeñas digresiones históricas muy bien traídas, que no entorpecen la fluidez de la historia y que dan una justa visión del momento, una más que lograda ambientación histórica.
 
Creo que ha llegado el momento de poner algún pero a la novela, para que veáis que aun en la amistad, tratamos de ser lo más objetivos posible. Como ya he dicho, uno de los principales puntos fuertes de la historia son sus personajes, es por eso que creo que algunos de ellos podían haber dado más de sí. Estos, un tanto secundarios en la trama, tienen tanta fuerza y una historia tan interesante, que habrían podido dar mucho más juego, lo que hubiera obligado a que el libro fuera más extenso, cosa que por lo demás, no hubiera sido ningún problema. Aunque el libro está muy bien trabajado a nivel técnico (una muy bonita cubierta, una acertada tipografía de letra y un cuidado trabajo en el texto), algunas cosas de su diseño de interiores no me han gustado mucho. Como que la numeración esté en los laterales de las páginas y en gris, así como que los encabezados estén también en gris y pegados al margen, en vez de centrados. Soy un tradicional, que se le va a hacer. 
 
En definitiva, creo que podemos afirmar que David Yagüe ha dado un gran paso narrativo respecto a su primera novela, “Bravo Tango Siete. El contratista”. Si esta primera obra es interesante y abordaba un peliagudo tema de actualidad, el Iraq post Sadam, la que aquí nos congrega tiene un sabor a clásico e incluso a western (no solo por alguno de sus personajes), inaudito para un autor joven y en su segunda novela. Creo que estamos ante un escritor que además de trabajar muy a fondo todas sus novelas, tiene la valentía de probar distintos retos y no acomodarse a los formatos ya conocidos. Seguro (lo sé, a ciencia cierta) que en no mucho nos sorprenderá con una novela que no tenga mucho que ver con ninguna de las dos anteriores. Bueno, sí, un buen narrador de historias y creador de personajes. 
 
¡¡¡Ya está aquí la revolución bóxer!!!  ¿Os la vais a perder?

Presentamos la novela en Madrid: lunes 24 en el Fnac de Callao


El próximo lunes 24 de febrero, presentaré la novela en Madrid. Será en el Fnac de Callao, en la calle Preciados. Me acompañarán dos padrinos de lujo: Arsenio Escolar, director del diario 20minutos, y Blanca Rosa Roca, directora de Roca Editorial.

Os espero para hablar un rato de esta novela, de novela histórica y de aventuras, de la historia de la rebelión bóxer y de todo lo que salga en el transcurso de la presentación que seguro que será mucho.

Invitación a la presentación

Reseña de ‘Los últimos días del imperio celeste’: “Nos dejará sin aliento”


reseña1

Os dejo la primera reseña que ya ha salido publicada de la novela. La ha escrito Miguel Ángel Gómez en su blog Me gustan los libros y la web El Placer de la Lectura. ¡Muchísimas gracias!

Los últimos días del Imperio Celeste (Roca Editorial, 2014) es la segunda novela del escritor y periodista David Yagüe, una novela de aventuras que nos acerca a la rebelión bóxer en la China de 1900 de la mano de unos personajes reales y otros ficticios, que protagonizan una trepidante trama de acción y suspense.

El autor ya nos sorprendió en su primera novela, Bravo Tango Siete. El Contratista, por su valentía al elegir como ópera prima un thriller que se desarrollaba en la Irak post Sadam Hussein. En esta ocasión da un giro radical para ofrecernos otra propuesta valiente, una historia de aventuras que tiene como trasfondo histórico un episodio que, según palabras del autor, siempre le ha cautivado desde que de niño vio la película 55 días en Pekín.

Abordar dos historias tan diferentes en sus dos primeras novelas podría considerarse temerario más que valiente, de no ser porque Yagüe acierta nuevamente, tejiendo una entretenida trama, narrada con habilidad, con un ritmo frenético, unos atractivos personajes y una cuidada ambientación histórica que nos ofrece las claves principales para poder entender aquél trágico episodio.

El autor ha señalado que con el paso de los años ha ido documentándose y leyendo sobre la revolución bóxer y, cuanto más leía, más le apetecía escribir “una historia de aventuras, de lealtad, descubrimiento, traición, amor y cambio ambientada en aquel lugar y fecha”. El resultado es un atractivo cóctel con todos los ingredientes para atraparnos desde la primera hasta la última página: asesinatos, emboscadas, conspiraciones, traiciones, intrigas diplomáticas, espionaje, codicia, ambición, fe, lealtad, amor y honor.

En la primera parte de la novela se irán presentando los diferentes personajes que aparecerán como piezas sueltas que, conforme avance la narración, irán entrelazándose en la trama. Dos serán los protagonistas más destacados: Ramón Álvarez, veterano de la guerra de Filipinas, vividor, dedicado al trapicheo, que se ha quedado en Pekín junto a su socio, dispuesto a aprovechar las inmensas oportunidades de negocio. Y Paul Kelly, hijo un empresario británico, enviado por su este para cerrar sus negocios en Pekín por los rumores de los ataques de los bóxers a occidentales. Paul quería finiquitar este asunto, dejar su puesto en la empresa familiar y construir su propio destino.

Paul y Ramón se verán obligados a colaborar juntos en la investigación de un robo y un asesinato que deben realizar con discreción para evitar un incidente diplomático. Sus pesquisas se verán relacionadas con los crecientes episodios violentos protagonizados por los bóxers y ante los que los diplomáticos occidentales no parecen mostrar especial preocupación mientras la emperatriz de China va cediendo a los movimientos conspiratorios dentro de su corte encabezados por el príncipe Tuan.

Otros personajes tendrán también un papel crucial en la trama: El matrimonio Liddle con su hijo de 10 años, una familia de misioneros británicos que sufren los horrores de la violencia bóxer en una apartada aldea; Kong Dao un antiguo mandarín, encarcelado por espía, que es liberado para llevar a cabo una inquietante misión; Liu Han, un bóxer con la cara deformada, sin escrúpulos y sin piedad, al servicio de la revolución.

En la novela se mezclarán estos personajes con otros reales que jugaron un papel crucial en aquel episodio histórico y que nos permitirán vivir de cerca la brutalidad bóxer, conocer la responsabilidad de los occidentales en la revuelta, todo ello mientras la tensión va creciendo y el suspense y la violencia se van apoderando de la trama.

En el verano de 1900 se produjo en China una revuelta sangrienta ante la que el mundo entero contuvo el aliento. El autor ha construido una historia cuya lectura que nos dejará también sin aliento y nos mantendrá con el corazón en vilo, tal y como lo vivieron los verdaderos protagonistas.

De Bravo Tango Siete a Los últimos días del imperio celeste


Bt7 y Los últimos días del imperio celeste

El otro día estuve en la consulta de un médico. Era una de esas instalaciones modernas y funcionales con citas de personajes célebres en las paredes. En una se leía la siguiente: “Nunca cruzarás el océano, a menos que tengas el coraje de perder de vista la orilla”. Se atribuía a Cristobal Colón, aunque desconozco si es así. Me gustó, me recordó que estoy embarcado y en medio del océano. Ya casi no veo mi orilla (segura, íntima) y navego hacia aguas desconocidas, hacia los lectores.

Como os comentaba antes, hoy ha llegado a las librerías mi segunda novela, Los últimos días del imperio celeste. Se cumplen, dos años y un mes aproximadamente de la salida de la primera, Bravo Tango Siete. El contratista (que salió un 9 de enero de 2012, tras una ‘salida’ en falso el noviembre anterior). Dos años, mucho o poco tiempo, según, pero vivido muy intensamente.

¿Qué tienen en común estas dos novelas? Algo, pero poco. En ambientación y personajes son diametralmente opuestas. Los personajes oscuros de la primera han sido sustituidos por personajes más brillantes, más puros, más propios de las grandes novelas de aventuras. La oscuridad y la ambigüedad moral también se han rebajado. El Irak post Saddam de aquella, cambia por la China, casi colonial, del año 1900.

Bravo Tango Siete era una novela que supuraba furia por lo que pasaba en Irak (aún recuerdo que deseaba entonces que ojalá algún día releyera la novela y pensara que la tragedias que se contaban allí eran agua pasada, pero la realidad te da en los morros: la violencia sectaria continúa en el país y, aunque los contratistas de seguridad parecen estar más controlado, hace poco leí que Eric Prince, el fundador de Blackwater estaba haciendo negocio vendiendo sus servicios a empresas chinas en África) y Los últimos días del imperio celeste es una novela más esperanzada, con violencia y drama, sí, pero con cambio, con descubrimientos y superación.

En una utilicé la indignación por la realidad y en esta segunda, la emoción casi juvenil de mi yo niño viendo una y otra vez 55 días en Pekín. Cada energía, a su modo, han resultado muy poderosas.

En lo que sí coinciden ambas historias es (¡espero!) en su ritmo, en estar ambientadas en momentos muy convulsos y en los intereses que llevan a algunos personajes a cometer los actos más desesperados.

A pesar de todo, estoy seguro que entre las dos novelas hay una evolución en estilo, en escritura, forma de documentarme, afrontar la estructura, dialogar con los personajes… Aunque eso deberéis decirlo vosotros. He escrito esta historia, palabras negras sobre papel (o pantalla) blanco, pero ahora vosotros le vais a dar vida.

Empezaba con una cita y acabo con otra. Según Wikiquote, Cervantes escribió: “El que no sabe gozar de la aventura cuando le viene, no se debe quejar si se le pasa”. Hace más de tres años que me embarqué en este libro.

¿Os unís vosotros a esta aventura?

A %d blogueros les gusta esto: